{{message[available_language.code].question}}

Propósito, Creencias Centrales y Valores Fundamentales de JuCUM

Este documento presenta el propósito sincero de JuCUM, las creencias centrales y los valores fundacionales que han sido compilados en respuesta a las directivas específicas dadas por Dios desde el comienzo de JuCUM en 1960. Se registran aquí para transmitir a las generaciones siguientes lo que Dios nos ha recalcado.

Este propósito compartido y nuestras creencias y valores son los principios que guían el crecimiento, pasado y futuro de nuestra misión. Algunos son comunes a todos los cristianos en todo el mundo; otros son distintivos de Juventud con una Misión. La combinación de este propósito, las creencias, los valores y las prácticas conforman las características únicas de la familia JuCUM: nuestro «ADN». Son el marco que tenemos en alta estima porque nos ayudan a determinar quiénes somos, cómo vivimos y cómo tomamos decisiones. Un jucumero es alguien que ha completado una Escuela de Discipulado y Entrenamiento de JuCUM y que gozosamente abraza nuestra declaración de propósito, creencias centrales, valores fundamentales, palabras de legado y pactos. Por favor, copia y comparte este documento en su totalidad tal y como se presenta aquí.

Declaración de Propósito de JuCUM

Juventud Con Una Misión (JuCUM) es un movimiento internacional de cristianos de muchas denominaciones dedicados a presentar a Jesús personalmente a esta generación y a las futuras, a movilizar al mayor número posible de personas para que ayuden en esta tarea, y a formar y equipar a los creyentes para que cumplan con la Gran Comisión. Como ciudadanos del reino de Dios, estamos llamados a amar, adorar y obedecer a nuestro Señor, a amar y servir a su cuerpo, la Iglesia, y a amar a todos los pueblos en todas partes, lo que incluye presentar el Evangelio a toda persona en todo el mundo.

Nosotros, Juventud con una Misión, creemos en Dios -Padre, Hijo y Espíritu Santo- y en que la Biblia es la Palabra inspirada y autorizada de Dios, que revela que Jesucristo es el Hijo de Dios, plenamente Dios y plenamente humano; que las personas son creadas a imagen de Dios; que Él nos creó para tener vida eterna a través de Jesucristo; que aunque todas las personas han pecado y están destituidas de la gloria de Dios, Dios ha hecho posible la salvación a través de la encarnación, vida, muerte, resurrección y ascensión de Jesucristo; que el arrepentimiento, la fe, el amor y la obediencia son respuestas adecuadas a la iniciativa de la gracia de Dios hacia nosotros a través del ministerio activo del Espíritu Santo; que Dios desea que todas las personas se salven y lleguen al conocimiento de la verdad; y que el poder del Espíritu Santo se demuestra en y a través de nosotros para el cumplimiento de los últimos mandamientos de Cristo, «Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura. » (Marcos 16: 15 RVR) «Id, y haced discípulos a todas las naciones. ..» (Mateo 28: 19 RVR).

Creencias básicas y valores fundamentales de JuCUM

A. Creencias Básicas de JuCUM

Juventud Con Una Misión (JuCUM) afirma la Biblia como la Palabra inspirada y autorizada de Dios y el punto de referencia absoluto para cada aspecto de la vida y el ministerio. Basado en la Palabra de Dios, quién es Él, y su iniciativa de salvación a través de la obra expiatoria de Jesús (su muerte, sepultura y resurrección), las siguientes respuestas son fuertemente enfatizadas en JuCUM:

Adoración: Estamos llamados a alabar y adorar solamente a Dios (Exo 20:2-3; Deu 6:4-5; 2Ki 17:35-39; 1Cr 16:28-30; Neh 8:2-10; Mar 12:29-30; Rom 15:5-13; Jud 24-25; Apoc 5:6-14; Apoc 19:5-8).

Santidad: Estamos llamados para llevar una vida santa y justa que ejemplifique la naturaleza y el carácter de Dios (Lev 19:1-2; Sal 51:7-11; Jer 18:1-11; Eze 20:10-12; Zac 13:9; Luc 1:68 75; Ef 4:21-32; Tit 2:11-14; 1Pe 2:9,21-25; 1Ju 3:1-3).

Testigos: Estamos llamados a compartir el Evangelio de Jesucristo con aquellos que no lo conocen (Sal 78:1-7; Isa 40:3-11; Mic 4:1-2; Hab 2:14; Luc 24:44-48; Hec 2:32-26; Hec10:39-43; 1Co 9:19-23; 2Co 2:12-17; 1Pe 3:15-18).

Oración: Estamos llamados a participar en la oración intercesora por las personas y las causas que están en el corazón de Dios, incluyendo la lucha contra el mal en todas sus formas (Gen 18:20-33; Exo 32:1-16; Jue 3:9,15; 1Re 8:22-61; Eze 22:30-31; Eze 33:1-11; Mat 6:5-15; Mat 9:36-38; Ef 3:14 21; 2Tes 3:1-5).

Comunión: Estamos llamados a omprometernos con la Iglesia tanto en su expresión local como en su expresión móvil de multiplicación (2Cr 29:20-30; Sal 22:25-28; Sal122:1-4; Joe 2:15 17; Mat 18:19-20; Hec 2:44-47; Hec 4:32-35; 1Co 14:26-40; Ef 2:11-18; Heb 10:23-25).

Servicio: Estamos llamados a Contribuir a los propósitos del Reino de Dios en todas las esferas de la vida (Deu 15:7-11; Deu 24:17-22; Sal 112:4-9; Pro 11:10-11; Zac 7:8-10; Mat 5:14-16; 2Tes 3:13; Tit 3:4-8; Heb 13:15-16; Sant 2:14-26).

B. Valores Fundamentales de JuCUM

1. Conocer a Dios

JuCUM está comprometido en conocer a Dios, su naturaleza, su carácter y sus caminos tal y como se revelan en la Biblia, la palabra inspirada y autorizada de Dios. Buscamos reflejar quién es Él en todos los aspectos de nuestra vida y ministerio. El desbordamiento natural de conocer y disfrutar de la comunión con Dios es un deseo de compartirlo con los demás. (2Re 19:19; Job 42:5; Sal 46:10; Sal 103:7-13; Jer 9:23-24; Hos 6:3; Jua 17:3; Efe 1:16-17; Fil 3:7-11; 1Jua 2:4-6.)

2. Darlo a Conocer

JuCUM está llamado a dar a conocer a Dios en todo el mundo y en todos los ámbitos de la sociedad a través de la evangelización, el entrenamiento y los ministerios de misericordia. Creemos que la salvación de las almas debe dar lugar a la transformación de las sociedades, obedeciendo así el mandato de Jesús de hacer discípulos de todas las naciones. (1Cr 16:24-27; Sal 68:11; Sal 71:15-16; Sal 145:4-7; Mat 28:18-20; Mar 16:15; Hec 1:8; Hec 13:1-4a; Rom 10:8-15; Rom 15:18-21.)

3. Escuchar la voz de Dios

JuCUM está comprometido en crear con Dios a través de escucharlo, orar y obedecer sus mandatos en cosas grandes y pequeñas Dependemos de escuchar Su voz individualmente, juntos como equipo, y en reuniones más amplias, como parte integral de nuestro proceso de toma de decisiones. (1Sa 3:7-10; 2Cr 15:2-4; Sal 25:14; Isa 6:8; Amo 3:7; Luc 9:35; Jua 10:1-5; Jua 16:13-15; Heb 3:7-8,15; Apo 2:7,11,17,27; 3:6,13,22.)

4. Practicar la adoración y la oración intercesora

JuCUM se dedica a adorar a Dios y se compromete en la oración de intercesión como aspectos integrales de la vida diaria. También reconocemos la intención de Satanás de destruir la obra de Dios y confiamos en la presencia potenciadora de Dios, el Espíritu Santo, para vencer las estrategias de Satanás en la vida de las personas y en los asuntos de las naciones. (1Sa 7:5; 2Ch 7:4; Sal 84:1-8; Sal 95:6-7; Sal 100:1-5; Mar 11:24-25; Hec 1:14; Ef 6:13-20; 1Tes 5:16-19; 1Ti 2:1-4.)

5. Ser Visionario

JuCUM está llamado a ser visionario, recibiendo, alimentando y liberando continuamente una nueva visión de Dios. Apoyamos a los pioneros de nuevos ministerios y métodos, siempre dispuestos a ser radicales para ser relevantes para cada generación, grupo de personas y esfera de la sociedad. Creemos que el llamado apostólico de JuCUM requiere la integración de ancianos espirituales, libertad en el Espíritu y la relación, centrada en la Palabra de Dios. (Num 12:6; 1Sa 12:16; Pro 29:18; Eze 1:1; Hab 2:2 3; Mar 1:35-39; Luc 9:1-6; Hec 16:9-10; Hec 26:19; 2Pe 3:9-13.)

6. Defender la juventud

JuCUM esta llamado a defender a la juventud Creemos que Dios ha dotado y llamado a los jóvenes a encabezar la visión y el ministerio. Nos comprometemos a valorarlos, a confiar en ellos, a formarlos, a apoyarlos, a darles espacio y a liberarlos. No son sólo la Iglesia del futuro; son la Iglesia de hoy. Nos comprometemos a seguir donde nos guíen, en la voluntad de Dios. (1Sa 17:32-50; Ecl 4:13-14; Ecl 12:1-7; Jer 1:5-10; Dan 1:17-20; Joe 2:28; Jua 6:9; Hec 16:1-5; 1Ti 4:12-16; 1Ju 2:12-14.)

7. Ser descentralizado

JuCUM es un movimiento global de voluntariado centrado en Cristo y basado en la fe, unido por una visión compartida, creencias básicas, valores fundacionales y relaciones. No tenemos una estructura centralizada. Cada ministerio de JuCUM tiene el privilegio y la responsabilidad espiritual de desarrollar y mantener relaciones saludables con las autoridades y círculos de ancianos apropiados. (Exo 18:13-26; Num 1:16-19; Num 11:16-17,24-30; Deu 29:10-13; Jos 23:1-24:28; Hec 14:23; Hec 15:1-31; 1Co 3:4-11; Tit 1:5-9; Heb 13:7,17.)

8. Ser internacional e interdenominacional

JuCUM es internacional e interdenominacional tanto en su alcance global como en su circunscripción local. Creemos que la diversidad étnica, lingüística y denominacional, junto con los aspectos redimidos de la cultura, son factores positivos que contribuyen a la salud y al crecimiento de la Misión. (Gen 12:1-4; Gen 26:2-5; Sal 57:9-10; Jer 32:27; Dan 7:13-14; Act 20:4; 1Co 12:12-31; Efe 4:1-16; Col 3:11; Apo 7:9.)

9. Tener una visión cristiana bíblica del mundo

JuCUM está llamado a una visión cristiana bíblica del mundo. Creemos que la Biblia -el libro para toda la vida- establece una clara división entre el bien y el mal; lo correcto y lo incorrecto. Las dimensiones prácticas de la vida no son menos espirituales que las expresiones ministeriales. Todo lo que se hace en obediencia a Dios es espiritual. Buscamos honrar a Dios con todo lo que hacemos, equipando y movilizando a hombres y mujeres de Dios para que asuman roles de servicio e influencia en todos los ámbitos de la sociedad. (Deu 8:1-3; Deu 32:45-47; 2Ki 22:8; Sal 19:7-11; Luc 8:21; Jua 8:31-32; Fil 4:8-9; 2Ti 3:16 17; Heb 4:12-13; Sant 4:17.)

10. Funcionar en equipos

JuCUM está llamada a funcionar en equipos en todos los aspectos del ministerio y el liderazgo. Creemos que una combinación de dones complementarios, llamados, perspectivas, ministerios y generaciones trabajando juntos en unidad en todos los niveles de nuestra misión proporciona sabiduría y seguridad. Buscar la voluntad de Dios y tomar decisiones en equipo nos permite rendir cuentas y contribuye a una mayor relación, motivación, responsabilidad y propiedad de la visión. (Deu 32:30-31; 2Cr 17:7-9; Pro 15:22; Ecl 4:9-12; Mar 6:7-13; Rom 12:3-10; 2Co 1:24; Ef 5:21; Fil 2:1-2; 1Pe 4:8.)

11. Mostrar un liderazgo de servicio

JuCUM está llamado al liderazgo de servicio como un estilo de vida, en lugar de una jerarquía de liderazgo. Un líder servidor es aquel que honra los dones y la vocación de quienes están a su cargo y protege sus derechos y privilegios. Al igual que Jesús sirvió a sus discípulos, subrayamos la importancia de que quienes tienen responsabilidades de liderazgo sirvan a quienes dirigen. (Deu 10:12-13; Sal 84:10; Isa 42:1-4; Miq 6:8; Mar 10:42-45; Jua 13:3-17; Rom 16:1-2; Gal 5:13-14; Fil 2:3-11; 1Pe 4:10-11.)

12. Hacer primero, Enseñar despues

JuCUM se compromete a hacer primero, y luego a enseñar. Creemos que la experiencia de primera mano da autoridad a nuestras palabras. El carácter piadoso y el llamado de Dios son más importantes que los dones, las habilidades y la experiencia de un individuo. (Deu 4:5-8; Esd 7:10; Sal 51:12-13; Sal 119:17-18; Pro 1:1-4; Mat 7:28-29; Hec 1:1-2; Col 3:12 17; 2Ti 4:1-5; 2Pe 1:5-10.)

13. Es orientado a las relaciones

JuCUM es orientado a las relaciones en nuestra vida y trabajo juntos. Deseamos estar unidos a través de vidas de santidad, apoyo mutuo, transparencia, humildad y comunicación abierta, en lugar de depender de estructuras o reglas. (Lev 19:18; Sal 133:1-3; Pro 17:17; Pro 27:10; Jua 13:34-35; Jua 15:13-17; Jua 17:20-23; Rom 13:8-10; 1Jua 1:7; 1Jo 4:7-12.)

14. Valorar a la persona

JuCUM está llamado a valorar a cada persona. Creemos en la igualdad de oportunidades y en la justicia para todos. Creadas a imagen y semejanza de Dios, las personas de todas las nacionalidades, edades y funciones tienen contribuciones y llamados distintos. Estamos comprometidos a honrar el liderazgo y los dones ministeriales dados por Dios tanto en hombres como en mujeres. (Gen 1:27; Lev 19:13-16; Deu 16:18-20; Sal 139:13-16; Mar 8:34 37; Hec 10:34-35; Gal 3:28; Efe 6:5-9; Heb 2:11-12; San 2:1-9.)

15. Valorar las familias

JuCUM afirma la importancia de que las familias sirvan a Dios juntas en las misiones, no sólo el padre y/o la madre. También aceptamos la inclusión de las familias monoparentales. Fomentamos el desarrollo de unidades familiares fuertes y sanas, en las que cada miembro comparte el llamado a las misiones y contribuye con sus dones de forma única y complementaria. Defendemos y celebramos la visión bíblica de que la intención de Dios para el santo matrimonio es entre un hombre y una mujer. (Gen 2:21-24; Gen 18:17 19; Deu 6:6-7; Pro 5:15-23; Pro 31:10-31; Mal 2:14-16; Mat 19:3-9; 1Co 7:1-16; 1Ti 3:2-5; Heb 13:4.)

16. Practicar la dependencia de Dios

JuCUM está llamado a practicar una vida de dependencia de Dios para la provisión financiera. Para personas y para cualquier equipo o comunidad de JuCUM, esto viene principalmente a través de Su pueblo. Como Dios ha sido generoso con nosotros, así deseamos ser generosos, dándonos a nosotros mismos, nuestro tiempo y nuestros talentos a Dios sin esperar ninguna remuneración. (Gen 22:12-14; Exo 36:2-7; Num 18:25-29; Mal 3:8-12; Mat 6:25-33; Luc 19:8-9; 2Co 8:1-9:15; Fil 4:10-20; Tit 3:14; 3Jua 5-8.)

17. Practicar la hospitalidad

JuCUM afirma el ministerio de la hospitalidad como una expresión del carácter de Dios y del valor de las personas. Creemos que es importante abrir nuestros corazones, hogares, bases y campus de JuCUM para servir y honrar a los demás, a nuestros huespedes, y a los pobres y necesitados, no como actos de protocolo social, sino como expresiones de generosidad. (Gen 18:1-8; 2Sa 9:1-11; Sal 68:5-6; Pro 22:9; Isa 58:7; Mat 25:31 46; Hec 28:7-8; Rom 12:13; Heb 13:1-3; 1Pe 4:9.)

18. Comunicar con Integridad

JuCUM afirma que todo existe porque Dios se comunica. Por lo tanto, JuCUM se compromete a una comunicación veraz, precisa, oportuna y relevante. Creemos que la buena comunicación es esencial para establecer relaciones sólidas, familias y comunidades sanas, y un ministerio eficaz. (Gen 1:3-5; Num 23:19; Pro 10:19; Pro 25:9-14; Zaz 8:16-17; Mat 5:33-37; Luc 4:16-22; Jua 1:1 5; Col 4:6; Sant 3:1-18.)

_______________________

NOTA HISTÓRICA: Este documento incluye la Declaración de Propósito de JuCUM y las Creencias Centrales y Valores Fundamentales de Juventud Con Una Misión.

La Declaración de Propósito de JuCUM fue escrita a principios de la década de 1960. Nunca escribimos una «Declaración de Fe» a propósito, porque somos «un movimiento internacional de cristianos de muchas denominaciones» y queríamos simplemente aclarar por qué Dios había llamado a este movimiento a existir.

Las Creencias Centrales y los Valores Fundamentales de JuCUM nacieron a través de un proceso de varias décadas de escuchar a Dios y escucharnos unos a otros. El proceso de identificación de nuestros valores fue iniciado por Darlene Cunningham en 1985 en el aniversario 25º de JuCUM, con el fin de transmitirlos a las generaciones futuras. El documento fue aprobado seis años después por el Concilio Internacional en 1991.

En aquel momento, el Concilio Internacional (CI) era el anciano global reconocido de la misión. Desde entonces, el círculo de ancianos globales ha funcionado bajo diferentes nombres. Primero fue el Concilio Internacional (CI). Más tarde se llamó Equipo de Liderazgo Global (GLT – siglas en inglés) y luego se conoció como Foro de Liderazgo Global (GLF) Este organismo se disolvió en Singapur 2014 para poner en marcha un marco más plano y de movimiento a nivel translocal, en lugar de lo que se estaba convirtiendo en una estructura organizativa cada vez más jerárquica. Ahora hay muchos círculos de ancianos espirituales alrededor de la misión, muchos de ellos conocidos como Equipos de Círculo de Área (ACT). Un grupo de ancianos ha sido convocado por Loren y Darlene Cunningham y es conocido como el Círculo de Fundadores (FC).

A lo largo de estas décadas, una de las principales funciones del cuerpo de ancianos espirituales globales (ya sea el CI, el GLT, el GLF o el FC) ha sido confirmar, administrar y salvaguardar los documentos fundacionales de la misión. Aunque el FC no tiene la supervisión gubernamental de los anteriores marcos de liderazgo, sí tiene la función de proteger y aclarar nuestros documentos fundacionales.

Una historia de los Valores de JuCUM, desde que fueron presentados por primera vez por Darlene en 1985 y aprobados por el CI en 1991, incluyen actualizaciones por el GLT en 2003 y el GLF en 2011, 2014. El FC confirmó una actualización en 2017 durante el Taller de la UdeN en Costa Rica con respecto a la inclusión del «Servicio» como una de nuestras respuestas a nuestras Creencias Fundamentales; y una actualización en 2018 durante JuCUM Together en Tailandia, que aclara el Valor 15. Al mismo tiempo se adoptó este nuevo formato para que nuestro Propósito, Creencias Fundamentales, Valores Fundamentales y las referencias bíblicas de apoyo se presentaran como un solo documento. El documento anterior, aprobado por el Círculo de Fundadores en mayo de 2020, aclara la redacción de la Declaración de Propósitos y Valores 4, 7, 16 y 17.

Este documento actualizado, junto con los siguientes seis documentos de alianza, constituyen los documentos fundacionales de Juventud con una Misión:

  • 1988: El Pacto de Manila,
  • 1992: El Pacto del Mar Rojo,
  • 2002: El Pacto de Nanning,
  • 2010: El Pacto del Jubileo,
  • 2014: El Pacto de Singapur, y
  • 2014: El pacto para acabar con la pobreza bíblica.

La identidad y la misión de JuCUM se aclara aún más por lo que conocemos como las «Cuatro Palabras del Legado» dadas por Dios a Loren Cunningham a través de los años con respecto a los «todos» y los «siempre» de nuestro llamado. Estas son las principales palabras del Señor, que a lo largo de nuestra historia nos han guiado y han dado forma a nuestra herencia como misión. Que incluyen

  • La Visión de Alianza de las Olas, que Loren recibió en junio de 1956 en las Bahamas, poco antes de cumplir 21 años.
  • 2. El llamado a Discipular las Naciones através de las Siete Esferas de la Sociedad (1975),
  • 3. La Carta Magna Cristiana (1981), y
  • 4. El compromiso de acabar con la pobreza bíblica ahora (1967 & 2014).

Todo esto tiene sus raíces en los primeros días de la historia de la misión, y seguimos creciendo en nuestra comprensión y aplicación de estas Cuatro Palabras del Legado.

¿Podemos utilizar cookies para ofrecerle la mejor experiencia en este sitio web? Mas información No gracias